«Epojé (Koadroak margotzen dituzula entzun dut)», Veva Linaza

2020ko maiatzaren 20tik uztailaren 24ra bitartean, Narata Shop galeriak (Bilbo) Veva Linaza artistaren Epojé erakusketa hartuko du, Koadroak margotzen dituzula entzun dut proiektuko lanekin.

“He oído que pintas cuadros” es un proyecto que cuestiona la materialidad pictórica situándola en el terreno fronterizo entre la pintura y el grabado.

El eje del trabajo gira en torno al papel entendido no únicamente como soporte, sino como cuerpo y ente pictórico en toda su potencialidad. Los dos tipos de papel con los que he trabajado para observar de qué manera otorgan cuerpo a la pintura son, el papel de plotter por un lado para pintar con óleo, y el papel japonés por otro para realizar aguatintas. Comienzo a utilizarlos generándome ciertas condiciones de las cuales, en un primer momento no soy muy consciente, pero que me aportan una estrategia y por ende una toma de decisiones a la hora de pintar o acercarme al calcograbado. Me interesa la acumulación y la superposición de capas. Mi intención es llegar a los límites del papel sin llegar a romperlo. Tensionar sus fibras hasta que ya no absorban más.
Parar en el momento preciso, en donde el papel muestre su capacidad pictórica para envolver la pintura, o en el caso del grabado, para dar cuerpo a la aguatinta.

En concreto, durante la realización de parte del proyecto en el taller de calcografía de BilbaoArte, me adentro en la técnica de la aguatinta para tratar de entenderla siempre bajo un punto de vista pictórico. Trato de trasladar mi manera de pintar acumulativa, y en cierto modo con tendencia al exceso matérico, a la aguatinta. La propia técnica calcográfica va aportando al resultado su propia problemática, haciéndome cuestionar los límites del color y del espacio en profundidad del papel.

El resultado, es una serie de aguatintas en donde se superponen, en un mismo papel, distintas estampaciones trabajadas con distintos colores y espacios de reserva, para ir organizando las composiciones. Las estampaciones se realizan por ambas caras del papel, siendo el resultado susceptible de observarse por cualquiera de sus lados. La luz que se proyecta sobre el papel acaba siendo también decisiva a la hora de presentarlas, permitiendo que los registros de las estampaciones superpuestas, salgan a la superficie al mismo tiempo.

Y sin darme cuenta, todo esto me hace adentrarme en la pintura de nuevo, esta vez bajo el influjo del grabado.