DAVID HORNBACK

«Eat the Artists». Estamos inmersos en la presencia constante del arte y la creatividad en nuestras vidas, desde las obras expuestas en museos y galerías, hasta la música, el cine y las expresiones artísticas en diferentes plataformas. Consumimos el arte sin pensar, pero también somos el tema principal de los artistas, quienes nos observan, critican y nos utilizan como fuente de inspiración. Ellos necesitan nuestra participación como público y espectadores para dar sentido a su trabajo.

Sin embargo, en este proceso, los artistas a menudo quedan en un segundo plano. Se comunican con nosotros sobre nosotros, utilizando nuestra realidad como herramienta, pero ellos mismos se vuelven invisibles. Son como espejos de la sociedad, considerándose mensajeros y vehículos para transmitir un mensaje. Se reflejan en sus obras, pero no se perciben a sí mismos en el proceso.

¿Y si en lugar de consumir el arte, consumiéramos a los propios artistas? ¿Y si los pusiéramos en primer plano, frente al público, y les pidiéramos que nos respondieran? ¿Por qué deberíamos preocuparnos por su visión del mundo? ¿Cómo nos beneficia como sociedad? ¿Por qué se sienten con el derecho de hablarnos sobre nosotros? ¿Cómo defenderían su trabajo?

En 2022, propusé «Eat the Artists,» un proyecto para retratar en fotos a 32 artistas del País Vasco e interrogarles sobre cuestiones de arte. El proyecto se expandió rápidamente y en poco más de cuatro meses ya había logrado capturar las imágenes y las respuestas de 50 artistas en total en intensas sesiones de retratos. El proyecto culminó en diciembre de 2022 con una publicación en tres volúmenes de retratos y citas de los artistas que pretendía reflejar y aglutinar el proyecto.

David Hornback (California, 1962). Fotógrafo freelance y profesor de fotografía en Blackkamera. Licenciado en Fotoperiodismo en la University of Kansas. A lo largo de su carrera imparte múltiples talleres y conferencias de fotografía. Su fotografías han sido expuestas en Roma o Berlín además de Bilbao, ciudad en la que recibe la Beca Plan Bilbao y la de producción del Gobierno Vasco en 2022.